Financiación

Una de las premisas básicas del hospice es la libre y gratuita disposición del servicio a todo aquél que lo necesite, sin discriminación de raza, credo o nivel socioeconómico.

El servicio hospice surge de una necesidad social. Los momentos que se acercan a la muerte de una persona son momentos de máxima conciencia, en los que es necesario más que nunca sentir la presencia compasiva y el calor humano de los seres que nos rodean, para cerrar el ciclo bajo un clima de significado y valor  por lo singular de una vida.

Sin embargo, y aunque nos gustaría no pensar en necesidades económicas y centrarnos en la esencia del acompañamiento, como sucede en todas las iniciativas, se necesitan unos fondos mínimos para poder funcionar.

El sistema de financiación de un hospice es un tema complejo. Podríamos decir que cada hospice funciona de manera distinta. En el Reino Unido, por ejemplo, algunos hospice están concertados con el NHS, que sufraga parte de sus gastos, pero otros no.

En otros casos, los hospice están apoyados por la Iglesia.

Sin embargo, en general los hospice tiene que esforzarse en reacudar a partir de fuentes privadas. Muchas veces son las donaciones particulares y los filántropos los que hacen posible que el proyecto siga adelante. En culturas como la anglosajona, muy proclive a donar, es más factible confiar en esta importante fuente de ingresos. Sin embargo, en la cultura latina esta inclinación es mucho más débil, aunque nuestra confianza y esperanza es que poco a poco esta tendencia vaya cambiando.

El hospice se nutre de donaciones de particulares y de empresas sensibles al tema,  y también a través de la organización de eventos y cursos destinados recaudar fondos para poder desarrollar la actividad.

La recaudación de fondos para Costa Brava Hospice es una parte importante, y por ello queremos transmitir nuestro agradecimiento hacia aquellas personas que hasta ahora nos han dado su confianza y han  colaborado en ello.

El 13 de abril de 2019 se realizó una caminata patrocinada desde el puerto de la Escala hasta St. Martí d’Empuries. Este evento logró recaudar más de 3.300 €. Nuestro más sincero agradecimiento hacia todas aquellas personas que participaron, aquellos que caminaron, a las mujeres que prepararon sus dulces y atendieron al público tan amablemente, a los camareros, y por supuesto, a la organizadora June y a su equipo que hicieron un trabajo maravilloso. Fue un día espléndido donde cada uno disfrutó ayudando en la recaudación.